El surf de olas grandes es cosa de pocos. Antes de poderse enfrentar a esas enormes masas de agua hay que prepararse físicamente para aguantar la respiración durante el tiempo  que sea necesario y preparación psicológica para que no nos supere la situación a la que nos vamos a enfrentar que, al estar hablando de olas, siempre es impredecible por muy bien que calculemos hasta el último detalle.
Un claro ejemplo es el vídeo que podéis ver a continuación en este post. Son gente que lleva toda la vida lidiando con olas monstruosas y sin embargo hasta el surfer más experto llegado el momento se puede ver en una situación límite (estamos hablando de olas muy grandes) y llevarse un buen susto. Aún teniendo clara la vía de escape con la moto de agua, el revolcón no se lo quita nadie.

What's your reaction?
0Cool0Bad0Lol0Sad

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, obtener información estadística sobre tus hábitos de navegación, crear un perfil personalizado y ofrecerte publicidad adaptada a tus preferencias.    Ver Política de cookies
Privacidad