“Hawái, Bombay, son dos paraísos” o eso decía Mecano… Paraísos sí, pero depende de para quién. Hawái junto con lugares como Tuvalu, Vanuatu, Nueva Caledonia o Fiyi son pequeñas islas repartidas por en medio del océano Pacífico, entre el Ecuador y el trópico de Capricornio. En Honolulu (Hawái) se celebra la séptima reunión de  la Comisión de Pesca del Pacífico Oeste y Central (WCPFC, en inglés), que finaliza hoy. Allí se decide el futuro las especies de atún comúnmente pescadas en el Pacífico: el atún rabil, el patudo y el listado
 
 


Atún: animal marino del orden perciforme, de la familia Scombridae. En fin, atunes hay varios. Atún rabil: no tiene rabo, más bien tiene las aleta de ligero color amarillo. Atún patudo: no tiene patas, faltaría más. Sin embargo, tiene grandes ojos y es redondeado. Atún listado: ¡sí! Tiene rayas en su vientre. A pesar de que los científicos recomiendan una reducción de las capturas desde 2001, parece que nadie les escucha. Todas las  especies de atún del Pacífico están en declive: el patudo se encuentra a un 17% de los niveles originales, el rabil sufre sobrepesca y las capturas del listado alcanzan niveles insostenibles. 

Lata:
 envase metálico, forma en la que la mayoría de los humanos piensan que tiene el atún.

Estas islas están amenazadas por el cambio climático con un elevado riesgo a desaparecer del mapa, pero además se enfrentan a la desaparición de parte de sus recursos pesqueros. Más del 50% del total del atún capturado en el mundo se hace en el océano Pacífico, y los países presentes en Honolulu tienen una de las últimas oportunidades para hacer una gestión sostenible de los océanos.

Desde un supermercado cualquiera hasta el Pacífico hay miles de kilómetros. Sin embargo, el atún que nos encontramos en las latas proviene de allí. Greenpeace ya denunció los impactos de la pesca de estos peces con los dispositivos de agregación de peces, los FAD. FAD (Fish Agregatión Devices): 

Cualquier elemento que flota y atrae a los bancos de peces. Puede ser desde una bolsa, a una barca, pasando por una tortuga o un tiburón ballena. Los peces usan de manera natural los FAD, ellos encuentran protección en medio del océano, pero la voracidad pesquera ha hecho que los humanos diseñen y utilicen este sistema como método de pesca, engañando vilmente a los peces. A este engaño hay que sumarle las consecuencias en el ecosistema pues cuando se pesca con este sistema hay una captura accidental de otras especies como tiburones, tortugas y juveniles de atún.




Ya que los países no hacen caso a los científicos, activistas de Greenpeace descolgaron una pancarta a la entrada de dicha reunión. 
Pedían a los países que adopten las medidas suficientes que garanticen la protección de los atunes del Pacífico, amenazados por la sobrepesca. 

A pesar de estar a miles de kilómetros, España también pesca en esta zona y está presente en la reunión. España dice apostar por la pesca sostenible, cuando tiene los cuatro mayores barcos atuneros de la zona. Dice que así evita la contaminación y que tiene menor gasto energético que muchas barquitas tradicionales de la zona. Lo que no dice es que ya que más del 88% de los stocks europeos están sobreexplotados, y esa es la razón de estar pescando allí.



En fin, cruzamos los dedos, de las manos y de los pies (si alguien puede nos vendrá bien) pero como a estos atunes les augure el mismo futuro que al atún rojo… 


 El mundo, incluido el Pacífico, necesita unos océanos llenos de vida para sobrevivir y la mejor manera de recuperar nuestros océanos es hacer una gestión sostenible de las pesquerías y crear reservas marinas.

Fuente: Greenpeace España
Escuela de Surf Las Dunas-Surf Camp



What's your reaction?
0Cool0Bad0Lol0Sad

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, obtener información estadística sobre tus hábitos de navegación, crear un perfil personalizado y ofrecerte publicidad adaptada a tus preferencias.    Ver Política de cookies
Privacidad