Reparar una tabla de surf

Siempre ocurre igual. Las tablas de surf son objetos frágiles. Incluso los surfistas más cuidadosos puden encontrar una grieta en su tabla de sur favorita. Así, ¿cómo reparar una tabla de surf con una grieta?

Reducir el daño a la tabla es la prioridad. Después de lavar el perfil de la tabla, hay que analizar el alcance del daño. Si es grave, si crees que la cosa es seria, lo mejor es pedir ayuda a un profesional que te ayude a reparar una tabla de surf.

Si, en cambio, sólo se trata de reparar una simple grieta, entonces puedes hacerlo tú mismo. No hay complicación. El objetivo último de la intervención ha de ser la protección del núcleo de material sintético de la tabla de surf y evitar el acceso y el poder destructivo del agua de mar.

El agua marina puede dañar con mucha facilidad y rapidez una tabla de surf y arruinarla para siempre. Si la grieta de la tabla de surf no se ha sellado convenientemente, la zona afectada amarilleará, se volverá pesada y se pudrirá sin remisión.

Olvídate de la vieja fórmula de los surfistas, la de aplicar cinta y cera. Si bien ese apaño puede ser una solución temporal, de ninguna de las maneras puede ser la definitiva para arreglar este tipo de desperfectos. Algo que te recordarán en cualquier escuela de surf.

Reparación

¿Listo para abrir consulta en tu taller hospital?

En primer lugar, asegúrate de que has limpiado correctamente la tabla de surf. Quita la arena, la cera y toda la sal acumulada en su superficie. Presiona la zona de la grieta para asegurarte de que no hay agua dentro. Si efectivamente está seca, puedes seguir la tarea de reparación.

Si lo que tienes es una tabla de surf de poliuretano, ten en cuenta que hay excelentes kits para reparar grietas en el mercado. Para aplicaciones generales, hay resinas con tratamientos contra rayos ultravioletas, epoxys reparadores y poliuretanos específicos de tablas de surf.

Lo siguiente es aplicar una cantidad de resina en la zona dañada. Hazlo a la sombra y, por ejemplo, con una pieza de madera. Asegúrate de extender el producto sobre la grieta y no te olvides de extraer las burbujas de aire ocasionales, rellenar las hendiduras y otras rasgaduras secundarias.

A continuación cubre la zona con una capa de plástico para moldear la resina añadida de forma adecuada. Expón ahora la zona reparada a la luz solar. Se sellará la hendidura que se secará en cuestión de cinco minutos.

Aplica más resina si fuera necesario para rellenar zonas deprimidas de la superficie de la tabla de surf. Por último, raspa la superficie con un papel de lija adecuado. Con ello obtendrás un perfecto acabado liso y suave.

Por lo que se refiere a grietas más grandes, podrá ser necesario el uso de paños de fibra de vidrio. Hay que reforzar las áreas más extensas y añadir espuma en la zona que lo necesite. Todo lo que tienes que hacer es cortar un parche de fibra de vidrio ligeramente más grande que el área a arreglar y aplicar con una capa fina de resina. Por último, añadir más resina a la superficie y exponer la parte reparada al sol.

 Reparar una tabla de surf

What's your reaction?
0Cool0Bad0Lol0Sad

Deja un comentario